Que tiempos aquellos…

Quién no quisiera regresar a aquel tiempo en el que: Las decisiones importantes se tomaban mediante un práctico…one, two three. Los errores de gramática se arreglaban diciendo simplemente “arranca la hoja y hazlo de nuevo” El peor castigo y condena era que te hicieran escribir cien veces “No debo…..” Las discusiones terminaban con un “piedra, papel o tijera”. “Tener mucho dinero”, solo significaba poder comprar más golosinas jugando a “las tiendas” o un helado en el recreo. Llenar una bolsa con canicas podía mantenernos felizmente ocupados todo un atardecer. No era raro que tuvieras dos o tres “mejores” amigos/as. “Es muy viejo/a”: se refería a cualquiera que tuviera más de 18 años. No había nada que fuera más lindo y “prohibido” que jugar con “cuetes” “Ladrones y Policías” era sólo un juego para los recreos y era mucho mas divertido ser ladrón que policía. “Venenosa” se refería solo a un tipo de insecto o liquido prohibido y no a ciertas personas. Para viajar desde la tierra al cielo, solo tenías que jugar a que eras “astronauta o superhéroe”. Era ideal jugar un partido de voleibol sin red y las reglas no importaban demasiado. Lo peor que te podía ocurrir con el sexo opuesto era que te rechazaran jugando con “coches o a las muñecas”. Nadie en el mundo era mas linda que mama. Ella solo besaba tus moretones, chichones y raspones y te hacia sentir mejor al instante. Nunca faltaba la moneda debajo de la almohada que te dejaba El Ratoncito a cambio de tus dientes de leche, ¡eras de otro mundo si te dejaba un billete! Siempre descubrías tus nuevas capacidades y habilidades a causa de un “a que tú no puedes”. La desilusión era haber sido elegido “último” para el equipo de tu escuela. “Guerra”, solo significaba arrojarse trozos de gis y pelotitas de papel durante las horas libres. Los “globos de agua” eran la más moderna, eficiente y poderosa arma que se había inventado. Los helados y frutas constituían el grupo de los alimentos básicos esenciales. Para transformar tu “bici” en una poderosa “moto” solo había que colocarle un envase aplastado entre los rayos de la rueda, de preferencia uno de frutsi. No había nada mejor que las tardes del verano para una jugar con los amigos o esperar para ver pasar al vecino o vecina que tanto te agradaba. Los “hermanos mayores” eran el peor de los tormentos, pero también eran los más celosos, fieles y feroces protectores. Si puedes recordar la mayoría de estas cosas, entonces significa que realmente has estado VIVO.

¡Compre Semanario Líder, a la venta los Lunes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: